Lo que deja el 2016


Bitácora de un año prospero en puterío


El 31 está respirándonos en la nuca, para que negarlo. 

¡Se termina por que se termina!

¡¿A dónde se fue que no lo vi?! Juro que no me lo pasé por el forro del universo...lo habría sentido....(??????)

De todas formas aún siento como me bailó encima, el muy hijo de puta. 

No puedo decir que haya sido un mal año...bueno...

Haciendo cuentas:

Mandé al carajo a una amiga, perdí contacto con su cheerleader que no sabe diferenciar la derecha de la izquierda, metí un par de materias en la Universidad, terminé de cursar, comí nutella, murió mi hermosa Kuimi, pansie a la Mora, perdí a uno de mis primos, estoy a punto de mandar al carajo a otra amiga que ya me tiene los ovarios por el suelo.

MMMMM

Esto de mandar al carajo a la gente debería tener un orden, como una estación especial para sacarte de encima lastres que no te suman una mierda, es más, que no pueden soportar que te vaya bien. Demasiada gente envidiosa, demasiada mala onda (y que conste que me hago cargo de MI mala onda, no de ajena).

No puedo decir que la piedra filosofal en mi ande mejor, últimamente jode un poco pero que se le va a hacer.


Ash...

La entrada no es solo para hacer cuentas, me cago en ellas. No, es para avisar que importé un par de entradas de mi antiguo blog a este, por que la maldad no puede ser censurada, y menos si tiene joyas como el prólogo del prólogo de la Saga más conocida por todos los lectores del blog: Sin plagio no hay paraíso. 

En fin, me voy a dormir, pansear me da sueño...mucho sueño.

Y pá que sepan:

¡ESTAN TODOS INVITADOS!

Menos ese del fondo. Hueles a Cheer ¡juirá bicho!


Comentarios

  1. "Quizás no soy un buen soldado, dejo que ataques de frente y costado cuando discutimos de nuestros proyectos."

    Voy a creer que durante este año sembramos las semillas (implantamos las bombas) que van a darnos el frutito chiquitino en el 2017 (vamos a terminar de explotar todo, katabuuuuuuuuuuuuuuuuuuuum, peeeeerrrrrrrrrrrrrrrrrrras).

    Te quiero Acui.

    ResponderEliminar
  2. No somos nada, gatitou, nada.

    Toda semilla puede ser una bomba, por eso son tan peligrosas, lo importante es sembrarlas y abrir nuevos caminos, que al fin de cuentas, seguir caminos ya construidos es aburrido y pasado de moda. Dejemos esos atajos para gentuza ignorante que no se arriesga a dejarse ser y de paso, impide que quienes lo rodean sean también.

    Momento reflexivo, si los hay, tomándome un juguito con pelos, producto de panzear a Mora y haber tragado 15 kilos de pelaje morezco.

    Yo también te quiero, gatitou, :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Una horda de Haters al ataque

Los tres pelagatos

Otro año volviéndome puta